RAÚL SALVAÑÁ

 
 

Raúl Salvañá nació en Rosario en 1923. Desde niño estuvo en contacto con la fotografía. Su padre era un aficionado, a quien Raúl acompañaba  en su trabajo en el laboratorio. El revelado de aquellas placas de vidrio aparece como el gran momento iniciático. 
Años después, ya de adulto, y con una familia conformada, sintió la necesidad de dejar constancia de la vida cotidiana. Comenzó con una Kodak de cajón y con el tiempo pudo adquirir cámaras más sofisticadas.
Escuchó por primera vez noticias de las diapositivas de  boca de unos socios de un hermano publicista. Le prestaron una Leica.  Al ver los resultados de su primer rollo quedó maravillado y conmovido. Entendió que ese era su camino. La película era Agfa, el revelado se hacía en Alemania, y la espera para ver las imágenes resultaba eterna. Algunos años después, fue posible realizar revelados E6 en Rosario. Todo fue más simple, entonces. Por esos días devolvió la Leica y compró una cámara japonesa.
A la pregunta sobre qué le gustaba fotografiar, responde sin dudar: “Siempre he querido grabar escenas naturales sin pose y siempre amables y positivas”.

Soportes y cantidades aproximadas: 700 diapositivas color

Fecha: 1960-1970

Estado de conservación: muy bueno

Está al cuidado de: Paulina Antelo, nieta de Raúl Salvañá, poliantelo@gmail.com

Palabras claves: fotos familiares, vacaciones, Costa Argentina, Tanti Córdoba, cumpleaños, celebraciones, Rosario, Parque Villarino Zaballa, vida cotidiana