Un fondo fotográfico es un grupo de imágenes de la misma autoría. Cada uno de los fondos presentados en esta plataforma ha sido preservado en ámbitos familiares y allí permanece.

El plan de puesta en valor comienza con un diagnóstico preciso y con tareas de conservación —limpieza, estabilización, organización del material en fundas, cajas, etc.— que ponen a resguardo negativos y positivos. En una segunda instancia, las imágenes son digitalizadas. El objetivo de este programa es contribuir a la construcción de una historia visual del siglo XX, que incluya perspectivas de autorxs amateurs.

Las fotografías en papel, las diapositivas, los negativos en vidrio o en material flexible permanecen alojados en domicilios particulares, dispersos en la ciudad. Una selección de los archivos digitalizados se hospeda en esta plataforma. Cada fondo tiene su responsable, quien se encarga del cuidado y de la guarda.

Archivo Amateur es el punto de encuentro de estas fotografías, un lugar donde confluyen miradas, las de aquellxs autorxs, las nuestras, las que vendrán.